PROYECTO CLASE INVERSA UPV

 PARTICIPACIÓN EN EL PROYECTO

La UPV incentiva la participación en el proyecto Clase Inversa asignando un reconocimiento extra en el POD a aquellas asignaturas que se comprometan a participar en el proyecto implantando la metodología y colaborando en las acciones de seguimiento que se programen (encuestas, reuniones, etc…).

Adicionalmente, dado que en algunos centros hay más asignaturas interesadas de las que se pueden atender con los créditos POD asignados a cada centro, se ha previsto que a partir del curso 2017-2018 haya un reconocimiento en forma de IAD para aquellas asignaturas que no puedan recibir reconocimiento POD.

Los centros de la UPV coordinan la participación de las asignaturas de sus respectivas titulaciones. Son los coordinadores de Clase Inversa en cada centro quienes durante los meses de enero y febrero elaboran la lista de asignaturas que participarán en el proyecto durante el siguiente curso. El Vicerrectorado de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones recibe dichas propuestas y las traslada al Vicerrectorado de Ordenación Académica y profesorado para que asignen los créditos POD correspondientes.

Posteriormente, durante el mes de julio cuando ya está asignado el POD para el próximo curso, los profesores deben acceder al formulario de registro para registrar formalmente su participación, detallando los grupos en los que impartirán la docencia en clase inversa y formalizando su compromiso. Es especialmente importante reflejar correctamente los grupos en los que se imparte dicha metodología para poder hacer un seguimiento correcto del rendimiento académico de los alumnos que reciben la docencia en Clase Inversa.

Durante el mes de julio, el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) programa una serie de cursos relacionados con el proyecto Clase Inversa, de forma que los profesores que lo deseen pueden recibir formación en distintos aspectos relacionados con esta metodología antes de abordar sus clases durante curso siguiente. Asimismo, los profesores pueden solicitar asesoramiento al personal del ICE y del ASIC, tanto sobre la aplicación de la metodología como sobre los aspectos tecnológicos para la creación y distribución de contenidos cuando lo necesiten.

 LOS NÚMEROS DE LA CLASE INVERSA

CURSO 2014-2015

Durante el curso 2014-2015 la UPV inició un proyecto piloto, implantando la clase inversa en un grupo completo de segundo curso del Grado en Ingeniería Informática de la ETS de Ingeniería Informática y en otro grupo de segundo curso del Grado de la Facultad de Administración de Empresas, implicando a 30 profesores impartiendo 20 asignaturas a unos 100 alumnos. Los alumnos que se matriculaban en dicho grupo recibían todas las asignaturas del curso con esta metodología.

Una vez finalizado el curso y analizados los resultados se concluyó que la metodología había tenido un impacto positivo en los resultados de aprendizaje de los alumnos. Los comentarios recibidos de los alumnos (“Se debería haber hecho antes”, “Ahora soy más disciplinado en el estudio”, “Trabajo más pero obtengo más rendimiento distribuyendo el esfuerzo a lo largo de todo el curso”,….) junto con los resultados de las encuestas realizadas y el análisis de los resultados académicos justificaron la extensión del proyecto piloto a la totalidad de los centros UPV en el siguiente curso académico.

CURSO 2015-2016

Durante el curso 2015-2016 el proyecto se mantuvo en segundo curso de los grados de Ingeniería Informática y ADE y se extendió a un grupo completo de tercer curso, pero además se dio un salto importante ya que el proyecto se extendió al resto de centros de la UPV. Durante este curso, en las asignaturas que se sumaron al proyecto Clase Inversa, los alumnos podían elegir si deseaban matricularse en grupos de clase inversa o si por el contrario deseaban recibir la docencia con la metodología tradicional, dependiendo de sus preferencias. De esta forma un alumno puede recibir algunas asignaturas en Clase Inversa y otras en metodología tradicional, según sus preferencias.

Durante dicho curso académico participaron en el proyecto 233 profesores impartiendo 201 asignaturas en 11 centros de la UPV.

CURSO 2016-2017

En el curso 2016-2017 se mantienen los grupos de 2º y 3º en los grados de Ingeniería Informática y de Administración de Empresas y se suman al proyecto 270 profesores impartiendo 256 asignaturas en TODOS los centros UPV.

 RESULTADOS Y LECCIONES APRENDIDAS

Se ha revisado el rendimiento académico de los alumnos participantes en el proyecto y se han llevado a cabo varias encuestas a lo largo del proyecto, tanto para estudiantes como para profesores; cuyos resultados demuestran que la Clase Inversa tiene un impacto positivo en el rendimiento académico y, especialmente, en el compromiso de los estudiantes con su propio aprendizaje.

A la vista de los resultados académicos de los cursos ya finalizados, se puede observar que, en general, no se aprecia gran diferencia respecto del porcentaje de aprobados y suspendidos, pero sí que la nota media de los alumnos que aprobaban con mayor dificultad a aumentado, suponiendo esto que consiguen superar la asignatura con mayor claridad que anteriormente. Los grupos impartidos con metodología de clase inversa muestran una mejora en torno al 0,5 – 1 punto en la nota media de los alumnos, especialmente en la franja del 5 al 6, es decir, aquellos alumnos que sacaban 5-6, ahora están sacando en torno al 6-7.

Además de los resultados académicos ya citados, entre otros aspectos positivos observados de la metodología podemos decir que en la Clase Inversa:

  • El alumno toma conciencia de su propio aprendizaje, mientras que el profesor actúa como “guía” en el proceso de aprendizaje.
  • Aumenta la interacción alumno-profesor.
  • El alumno obtiene una formación más personalizada.
  • Aumenta la motivación e interés de los alumnos.
  • Promueve el trabajo en equipo y la colaboración.

Para resumir, a partir de los resultados de las encuestas realizadas y de las conclusiones extraídas de las distintas jornadas de seguimiento organizadas, donde profesores y alumnos exponen su visión de la experiencia, podemos concluir que los estudiantes entienden que la Clase Inversa les exige un mayor esfuerzo pero también influye positivamente en su compromiso con el proceso de aprendizaje, favorece el aprendizaje participativo, y alienta a los estudiantes a tomar un papel decisivo en su propio proceso de aprendizaje.

En este documento puedes consultar algunas observaciones extraídas del estudio del rendimiento académico de los alumnos participantes en el proyecto durante el curso 2015-2016

Obviamente también se han detectado aspectos negativos que deberán ser corregidos, por ello se está trabajando en un catálogo de BUENAS PRÁCTICAS para intentar conducir a los profesores participantes en la aplicación de la metodología utilizando estrategias de éxito contrastado y evitando prácticas y errores que influyen negativamente en el aprendizaje de los alumnos.